Open
X

LIMPIEZA DE CONDUCTOS DE AIRE ACONDICIONADO.

LIMPIEZA DE CONDUCTOS DE AIRE ACONDICIONADO

La necesidad de tener calidad del aire interior en los edificios está fuera de toda duda. El aire que circula por los conductos de aireación de un edificio (impulsión y retorno), son portadores de contaminantes (hongos, polen, residuos, bacterias, etc.) que se depositan en los mismos. Un alto porcentaje (65% – 75%), de la suciedad formada en dichos lugares es de origen orgánico, convirtiéndose en un caldo de cultivo ideal de hongos y levaduras por estar expuestos a una humedad y temperaturas estables y en lugares privados de luz.

Las diversas repercusiones que causa esta situación se centran básicamente en problemas de salud de las personas que respiran el aire que transita a través de dichos conductos.

Métodos de control

La solución al problema pasa por la eliminación de este tipo de residuos mediante una profunda acción de limpieza para conseguir que el aire que sale a través de los difusores sea totalmente sano y limpio.

La limpieza se efectuará utilizando un sistema robotizado y controlado por video, que consiste en introducir en el interior del conducto, unos cepillos que rotando realizan la labor de limpieza desprendiendo toda la suciedad, que es a su vez aspirada mediante un colector de aspiración. Esta acción garantiza el total desprendimiento y eliminación de la suciedad adherida en la parte interior de los conductos, que es conducida y depositada en los aspiradores.