control de plagas en Galicia

¿Qué es el síndrome del edificio enfermo?

Posteado el 27 marzo, 2018 ·

La mayoría de la población española lleva a cabo su jornada laboral en zonas de interior. Pasamos muchas horas al día en nuestro puesto de trabajo, ha llegado a ser nuestro segundo hogar. En este escenario no es de extrañar que la preocupación por la calidad del aire interior vaya en aumento. En nuestra empresa de desinfección y control de plagas en Galicia, sabemos bien que las oficinas son un buen lugar para el contagio de enfermedades y otros problemas de salud relacionados con la el clima que se crea en su interior.

Fue en la década de los 70, hace 40 años, cuando se publicaron por primera vez como las personas que trabajaban muchas horas en una oficina podían sufrir cefaleas y otros problemas como irritación de las mucosas, en los ojos o sensación de fatiga. Síntomas que se repetían con frecuencia. Una década después en los 80, se tuvo la certeza de que el problema era más frecuente en los edificios herméticos. Y unos años más tarde, se relacionó estos casos con el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE).

Una finca se puede catalogar como SEE cuando el 20% de sus ocupantes presenta problemas de salud de origen diverso. Generalmente las causas de estos problemas no son fáciles de detectar, ya que suelen estar provocados por múltiples factores. Aunque no podemos saberlo con seguridad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor del 30% de los edificios podrían sufrir este problema.

Además, la OMS reconoce los siguientes tipos de edificios enfermos:

Edificio temporalmente enfermo

Responde a un inmueble nuevo o recién reformado en el que se detectan los síntomas, pero los mismos van desapareciendo con el tiempo. Las causas de este problema suelen ser las emisiones de los compuestos orgánicos volátiles (VOCs) que generan los recubrimientos de las paredes, suelos y materiales de la construcción. Con el tiempo, esos materiales se van secando y asentando, minimizando y eliminando dichas emisiones.

Edificio permanentemente enfermo

Los síntomas se mantienen durante años. Pueden estar relacionados con muchos factores. Un mal sistema de ventilación, iluminación o asilamiento, pero también a las emisiones del gas radón que se desprende del granito o de pavimentos que puedan contar con este mineral en su composición.

En Galides queremos destacar que apostar por una calidad del aire adecuada resulta esencial para mejorar la salud de las personas que pasan muchas horas en un determinado edificio. Contar con unos sistemas de ventilación adecuados, que distribuyan el aire de manera óptima será básico. Pero, también habrá que apostar por la limpieza, desinfección y mantenimiento de los conductos del aire.