LA LEGIONELLA SE COMBATE CON EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA..

Posteado el 27 febrero, 2013 ·

Legionella Pneumophila causa infecciones cuando existe una elevada concentración de este organismo y afecta principalmente a ancianos y a personas con un sistema inmunológico debilitado

 ? Edificios e instalaciones que posean torres de refrigeración, sistemas de distribución de agua caliente sanitaria, condensadores evaporativos, sistemas con aerosolización o nebulización de agua son un riesgo latente

 ? Hospitales, instalaciones turísticas, clínicas, residencias, balnearios, spas, piscinas, campings e instalaciones deportivas deben extremar las precauciones

Tras los nuevos casos de neumonía por legionella detectados en los últimos días en la localidad de Blanes (Girona), la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA), que representa a las empresas de mantenimiento, ha advertido esta mañana que para evitar y controlar este tipo de brotes son necesarios el cumplimiento escrupuloso de la legislación por parte de propietarios y usuarios, así como el incremento de medidas cautelares y un mayor control de las Autoridades, en aquellas instalaciones con riesgo de dispersión de legionella. En España se contabilizan alrededor de 45 brotes anuales. Este nuevo brote, cuyo origen investiga actualmente la Agencia de Salud Pública, se suma a los acontecidos en los últimos meses en Móstoles (Madrid) y Calpe (Alicante).

En la localidad gerundense, ya se han puesto en marcha los tratamientos preventivos mientras se espera que se halle el origen de la infección. Según ANECPLA, las principales medidas preventivas deben ir encaminadas a frenar aquellas condiciones que favorecen la colonización, multiplicación y dispersión de legionella (estancamiento del agua, temperatura óptima, acumulación de sustratos o de productos que sirven de alimento para la bacteria). Además de la limpieza, la desinfección de las fuentes ambientales contaminantes sigue siendo la principal medida de control empleada. La Asociación también aconseja a aquellas empresas o centros que precisen los servicios de prevención y control de la Legionella que sean extremadamente estrictos a la hora de elegir a los profesionales y a las empresas contratadas.

Con la elevación de las temperaturas y el verano -época en la que comienza la activación de los sistemas de refrigeración y en la que las condiciones ambientales favorecen la proliferación de la bacteria-, las Administraciones regionales activan sus programas de prevención y control de legionelosis y trabajan activamente con instituciones como ANECPLA para proteger la salud pública, y evitar y controlar este tipo de episodios. Ante hechos como el ocurrido en Blanes, ANECPLA exige un mayor compromiso por parte de todos los agentes implicados que permita velar y preservar la salud ambiental. De ahí que la colaboración permanente entre los diferentes sectores involucrados, junto al cumplimiento de la normativa española que establece los criterios para la prevención y control de la Legionelosis (RD 865/2003) por parte de propietarios y usurarios de las instalaciones, sea vital para evitar los riesgos ocasionados por esta bacteria.

Focos de infección

La legionella entraña un riesgo real para las personas – principalmente a ancianos y a personas con un sistema inmunológico debilitado- y causa problemas de infecciones cuando existe una elevada concentración de este organismo. La infección por legionella (legionelosis) es una enfermedad bacteriana de origen ambiental que puede derivar por un lado, en una infección pulmonar (“Enfermedad del legionario”), que se caracteriza por neumonía con fiebre alta, y por otro, puede presentarse en forma no neumónica conocida como “Fiebre de Pontiac”, que se manifiesta como un síndrome febril agudo.

 La Legionella Pneumophila suele sobrevivir en espacios húmedos y se ha convertido en un riesgo latente para todos los edificios que posean torres de refrigeración, sistemas de distribución de agua caliente sanitaria, condensadores evaporativos, sistemas con aerosolización de agua o nebulización de agua para el confort térmico, considerados como potenciales amplificadores de legionella y diseminadora de legionelosis. Por ello, las instalaciones turísticas, hospitales, clínicas o residencias de la tercera edad, balnearios, piscinas, spas, campings y polideportivos deben extremar la precaución especialmente como espacios susceptibles a esta bacteria.