Carcomas y termitas, los peores enemigos de la madera

Posteado el 20 junio, 2013 ·

Los dos principales enemigos de las casas, estructuras y muebles de madera desarrollan en esta época sus principales periodos de actividad. Las termitas y carcomas pueden provocar problemas muy serios si llegan a asentarse en una casa y, por desgracia, los medios tradicionales de poco sirven para contener su crecimiento o favorecer su erradicación. Por eso, como expertos en control de plagas en Pontevedra, vamos a darte hoy una serie de pistas para detectar la aparición de estos incómodos intrusos, de manera que, una vez que la confirmes, te pongas en contacto con nosotros para diseñar un plan integral de eliminación.

Carcomas

Las carcomas, que pertenecen al orden de los coleópteros, pueden llegar a causar verdaderos estragos en las estructuras y muebles de madera. En este sentido, los agujeros de la carcoma pueden oscilar entre los 2 y los 10 milímetros. El verano es una época en la que las carcomas encuentran acomodo en grietas y fisuras húmedas ya que prefieren temperaturas por encima de los 20 grados. Una de las grandes dificultades que presenta la carcoma de cara a su erradicación está en su elevada capacidad reproductiva. Una hembra puede llegar a poner hasta 100 huevos que eclosionan en poco más de tres semanas.

La carcoma ataca árboles y maderas “vivas” en raras ocasiones ya que la madera muerta o trabajada (muebles, vigas, suelos…) es su predilecta. Maderas como la caoba son las más resistentes a este incómodo huésped. Cuando detectes los característicos orificios que avisan de la presencia de la carcoma lo mejor que puedes hacer es acudir a tu especialista de confianza. Como expertos en el control de plagas en Pontevedra sabemos que no hay remedios “caseros” verdaderamente eficaces para combatirla y se requiere asesoramiento y ayuda profesional.

Un insecto más discreto

Las termitas, a diferencia de la carcoma, no dejan un rastro evidente en forma de agujeros en los muebles y estructuras de madera, por lo que su presencia es mucho más difícil de detectar. La Reticulitermes flavipes es la termita más común en Europa. Se caracterizan por una organización social que, en cierta manera, puede llegar a asemejarlas a las hormigas. La reina de un nido de termitas puede llegar a poner más de diez millares de huevos al año, lo que las convierte en una verdadera amenaza en caso de “instalarse” en un hogar.

Al igual que en el caso de la carcoma, el ciclo vital de la termita se ralentiza durante el invierno, por lo que prefieren las condiciones de humedad y calor de una casa en verano como posible cobijo. Por regla general, la aparición de irregularidades y decoloraciones en estructuras de madera pintada o barnizada son buenos indicios de la presencia de termitas en nuestro hogar.

Si necesitas especialistas en control de plagas en Pontevedra, en Galides podemos ayudarte. Empleamos la tecnología más avanzada para el control de plagas en los entornos urbanos, industriales o forestales.