alimentos2

Buenas prácticas para mantener la seguridad alimentaria

Posteado el 14 febrero, 2014 ·

En la manipulación de alimentos es imprescindible mantener unas estrictas normas para evitar la contaminación de los productos. Las pautas de Buenas Prácticas de Manufactura y de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) constituyen un protocolo de referencia para las empresas en las que se procesan productos destinados al consumo humano. Este sistema, basado en la prevención, está reconocido en el panorama internacional como una garantía de seguridad alimentaria.

Como firma especializada en el control de plagas, sabemos que el estado de salud y la higiene del personal son aspectos fundamentales a la hora de manipular productos alimenticios. Y es que los trabajadores suponen una de las principales fuentes de contaminación. Los gérmenes que viven en las distintas áreas del cuerpo humano pueden transmitirse a los alimentos si entran en contacto con ellos. La piel, las manos, la nariz, la boca, los oídos y el pelo son partes susceptibles de alterar la seguridad alimentaria cuando se manipulan productos comestibles.

También es necesario prestar especial atención si los manipuladores presentan cortes o heridas. La vestimenta y los objetos personales son otros factores que influyen en este tipo de actividades. Y, por supuesto, unos buenos hábitos higiénicos de los trabajadores que desempeñan estas acciones son cruciales para evitar contaminaciones. Pero no sólo tienen repercusión las cuestiones relacionadas con los manipuladores. El diseño y empleo de los locales, el equipo y los utensilios también juegan un papel de suma relevancia en la elaboración de productos dentro de la industria alimentaria.

El sistema APPCC logra una eficacia muy alta porque tiene en cuenta los riesgos biológicos, químicos y físicos. Las claves de este método son la anticipación y la prevención y no la revisión del producto final. Además de certificar que los alimentos resultantes son totalmente inocuos para la salud, este protocolo posibilita la optimización de los recursos de las empresas.

Nuestra empresa de control de plagas ofrece asesoramiento a negocios para facilitar la implantación del APPCC. Así, el equipo de Galides se encarga de fijar los procedimientos y registros adecuados y de detallar la formación necesaria para que los trabajadores conozcan los pasos a seguir.