desinfección en Vigo

Aspergillus: el peligro que acecha en el aire acondicionado

Posteado el 27 septiembre, 2018 ·

Un apartado importante dentro de nuestros servicios de desinfección en Vigo y que no es tan conocido para parte del gran público es la limpieza de conductos de aire acondicionado. Cuando se dispone de sistemas de climatización y distribución del aire en una edificación es imprescindible efectuar una adecuada labor regular de mantenimiento y limpieza en la instalación, puesto que de lo contrario estaremos permitiendo que en su interior se depositen diversos microorganismos a los que posteriormente estarán expuestas las personas que respiren ese aire. Entre estas amenazas, una de las más destacadas son los hongos conocidos como Aspergillus.

Existen más de seiscientos tipos de estos hongos, pero son dos las que suelen causar problemas al acumularse los conductos de aire acondicionado: Aspergillus niger y Aspergillus fumigatus. La primera de ellas es relativamente inocua para el ser humano, pero la segunda es la que más habitualmente se relaciona con la aparición de enfermedades en humanos. Si no se limpian adecuadamente los tubos, sus esporas altamente resistentes pueden propagarse por las distintas salidas de aire.

¿Quién es vulnerable a una reacción a los hongos Aspergillus?

Cabe destacar que estos hongos, si bien suponen a priori un riesgo leve, resultan particularmente peligrosos para grupos de personas vulnerables que incluyen a aquellas con inmunodeficiencias y enfermedades respiratorias crónicas, así como a niños y ancianos. La inhalación de sus esporas propicia el desarrollo de distintas infecciones respiratorias.

Los Aspergillus en el aire son responsables de causar diversas enfermedades respiratorias dentro de los cuadros clínicos que se engloban bajo el nombre de aspergilosis. Entre sus consecuencias se pueden encontrar reacciones alérgicas, granulomas pulmonares, neumonías atípicas, sinusitis o bronquitis. Además, también se pueden producir en algunos casos la invasión de los vasos sanguíneos que deriva en trombosis.

Desde Galides te recordamos además que este es solo uno de los tipos de microorganismos que pueden poblar un conducto de aire desatendido, donde encontramos diversas bacterias, gérmenes y hongos. Siempre es necesario utilizar los sistemas de climatización con precaución y mesura, dado que presentan toda una serie de riesgos para la salud, pero las consecuencias de su falta de limpieza son potencialmente las más graves.